miércoles, 30 de abril de 2014

Seminario en Valencia sobre la directiva de paquetes vacacionales


Durante mi intervención en el seminario sobre la directiva de paquetes vacacionales


Ayer por la mañana participé en el Palacio de Congresos de Valencia en el seminario "Directiva sobre paquetes vacacionales. El Parlamento Europeo decide", que ha organizado la Oficina del Parlamento Europeo en España

La directiva sobre "paquetes vacacionales" que aprobó el pleno del Parlamento Europeo el pasado mes de marzo, modernizará la actual norma, que data de 1990. Este es sin duda un paso importante, ya que la mayoría de ciudadanos y consumidores de la Unión Europea, planifican y compran sus paquetes de vacaciones por internet. Aumentar la información para los ciudadanos, mejorar las condiciones de los servicios que se compran y reforzar la protección de los derechos de los viajeros, son la prioridad de esta directiva. 

Así lo he señalado durante mi intervención: el objetivo principal de esta directiva ha sido aumentar la transparencia, y para ello, el Parlamento Europeo ha tenido una postura muy clara: dar prioridad a los derechos de los viajeros. 

En la Unión Europea, el turismo supone el 10% del PIB de la Unión, ocupa al 5,2% de la población activa e involucra alrededor de 1,8 millones de empresas, mayoritariamente PYMES. De ahí también la importancia de esta directiva para fortalecer el turismo europeo. 

Dados los cambios en los usos de los consumidores y la transformación del mercado turístico, la directiva sobre paquetes vacacionales era un paso necesario. Además de la mejora en la protección del consumidor y la información que recibe cuando contrata un viaje combinado, sobre todo por internet, la directiva contempla también una mejora en la resolución de conflictos, disposiciones favorables a los consumidores en casos de alteración o rescisión del contrato de viaje, mejora de la cobertura de alojamiento hasta los 125 euros por noche en los casos en los que el regreso sea imposible en la fecha indicada, etc. 

Superado ya el proceso de primera lectura en el Parlamento Europeo, la directiva pasará los últimos trámites tras las elecciones parlamentarias del 25 de mayo.  Será el nuevo Parlamento Europeo el que ultimará los diálogos con la Comisión y el Consejo durante el año 2015 y su entrada en vigor se espera para el año 2017.